Encamíname en tu verdad, y enséñame Porque tú eres el Dios de mi salud: En ti he esperado todo el día. Salmo 25.5
2 tesalonicenses
Únete a nuestra comunidad
Facebook
Twitter